El poder el maquillaje

Algo sí es cierto e innegable… Los maquilladores tenemos poder en nuestras manos. Somos autores de alegrías y satisfacción. Más allá de un sentimiento vanidoso o meramente superficial, podemos darle a nuestros lienzos (clientes) un empujón en el autoestima y cambiarles por completo su actitud. Esa potestad es lo que más me apasiona de e...